Recientemente la escritora japonesa Rie Kudan, de 33 años, ganó con su libro Tokyo-to Dojo-to (Torre de la Simpatía de Tokio) el prestigioso Premio Akutagawa, que se otorga cada dos años a escritores emergentes y que lleva el nombre del escritor japonés de principios del siglo XX, Ryunosuke Akutagawa, conocido como el padre del cuento japonés. La autora no ha tenido ningún reparo en confesar a la prensa que utilizó ChatGPT para escribir partes de su novela. «Esta novela está escrita haciendo pleno uso de la IA generativa», dijo Kudan en su discurso de aceptación del premio, según el Japan Times. Y añadió: «Probablemente cerca del 5 por ciento de toda la novela está escrita por la IA. Me gusta trabajar con ella para canalizar mi creatividad».

La novela, que fue elogiada por el jurado con calificativos como «prácticamente perfecta», está ambientada en un futuro cercano en que vemos a una sociedad que depende de la IA. Uno de sus personajes principales, la arquitecta Sara Makina, diseña una torre en Tokio para la rehabilitación compasiva de los delincuentes, pero desarrolla recelos sobre el proyecto. Además de para redactar pasajes completos, Kudan recurrió a la IA para reflexionar sobre temas de su vida personal que sentía que no podía contarle a nadie. Una experimentación que finalmente acabó volcando en la ficción.

En medio de la polémica, en la que muchos sectores del mundo literario y de la edición han pedido precaución con el uso de la IA, incluyendo demandas de autores como Jonathan Franzen o George RR Martin contra OpenAI por robo sistemático de su obra, el trabajo de Kudan es el primer galardonado que incluye escritos de IA. Por su parte, la autora ha afirmado que seguirá colaborando con la IA de chatbot porque le permite desarrollar tanto su creatividad que gracias a ella puede expresarse al máximo.

Comentarios

comentarios