Inspirada en la vida del jugador Neozelandés Génesis Potini, la película The Dark Horse toma su título del apodo de este jugador.

Ingresado en una institución psiquiátrica durante un prolongado periodo tiempo por trastorno mental, parece ser que bipolar, Potini sale con la condición de estar bajo supervisión de un familiar, su hermano Ariki. Sin embargo las condiciones de vida no son las mejores, vida marginal en los suburbios y Ariki miembro de una peligrosa banda de moteros en la que quiere introducir a su hijo adolescente.

Génesis se ve inmerso en una lucha consigo mismo para superar sus problemas mentales a la vez que intenta que su sobrino salga de ese entorno pandillero antes que sea demasiado tarde.

A la vez se fija como objetivo para centrarse, entrenar a un grupo de chicos marginales y llevarlos al Torneo Juvenil de Auckland para tratar de ofrecerles una meta y cierta estabilidad, identidad de grupo y mayor confianza en sí mismos, algo que es común en películas como esta.

Con un marcado componente étnico de tradición Maorí, este film se centra más en el drama personal y familiar del protagonista, a la vez que refleja las duras condiciones de vida tanto suya como del grupo de chicos que intenta ayudar, con muchos menos recursos que en otros lugares mostrados en películas similares.

Fallecido en 2011,Genesis Potini consiguió su objetivo de ayudar a los niños a través del club de ajedrez Los Caballeros del Este.

Con momentos duros y una buena actuación de Cliff Curtis en el papel de Potini, The Dark Horse se enmarca dentro del subgénero de chicos marginales y superación a través del ajedrez en este caso, del deporte en general.

Valoración: 6/10

Ficha Técnica:
País: Nueva Zelanda Año: 2014
Duración:130 minutos
Dirección y Guion James Napier
Reparto:
Cliff Curtis, James Rolleston, Kirk Torrance, Miriama McDowell, James Napier Robertson

Comentarios

comentarios