Lugar de residencia deNasseri en la Terminal 1 (Fuente).

Ha muerto Mehran Karimi Nasseri, conocido refugiado iraní que vivió desde el 26 de agosto de 1988 hasta julio de 2006 en la sala de embarque de la Terminal 1 del aeropuerto Charles de Gaulle.

Nasseri fue expulsado de Irán en 1977 por protestas contra el Shah y después de muchos trámites consiguió que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados en Bélgica le otorgara el estatus de refugiado. Aunque supuestamente esto permitía que residiera en muchos países europeos, no estaba claro que Nasseri hubiera sido expulsado de Irán de verdad.

Al ser su madre británica, Nasseri decidió establecerse en el Reino Unido en 1986, pero en 1988, cuando se dirigía allí, parece ser que perdió el maletín en el que llevaba sus documentos. A pesar de no estar debidamente documentado, consiguió subir al avión rumbo a Londres pero al llegar allí fue deportado a Francia. En principio fue arrestado por los franceses, pero se le puso en libertad porque su entrada al aeropuerto había sido legal. Ahora bien, como no tenía ningún país al que regresar, comenzó a vivir en la Terminal 1.

Su caso cayó en manos del abogado francés, experto en derechos humanos, Christian Bourget. En 1992 un tribunal francés dictaminó que, al haber entrado de forma legal en el país, no podía ser expulsado del aeropuerto, pero tampoco se le podía conceder permiso para entrar en Francia. Se intentó que se emitieran nuevos documentos desde Bélgica, pero era necesario que Nasseri se presentara allí en persona. En 1995 consiguió el permiso para viajar a Bélgica, pero solo si lo hacía bajo la supervisión de un trabajador social. Nasseri se negó argumentando que su único deseo era ingresar al Reino Unido. Tanto Francia como Bélgica le ofrecieron la residencia, pero él se negó a firmar los papeles porque la nacionalidad que figuraba en la documentación era iraní en lugar de británico, como él quería.

Nasseri en 2005 (Fuente).

El final de la estancia en el aeropuerto se produjo en julio de 2006, cuando Nasseri fue hospitalizado. A finales de enero de 2007, salió del hospital y fue atendido por una delegación de la Cruz Roja Francesa. Estuvo alojado una semanas en un hotel cercano al aeropuerto y el 6 de marzo de 2007 fue trasladado a un centro de acogida de Emaús, en el distrito 20 de París. A partir de 2008 comenzó a vivir en París, aunque según Associated Press, al final de su vida había vuelto a vivir en el aeropuerto, que es precisamente donde ha muerto.

Durante sus 18 años en la Terminal 1, Nasseri recibía comida de los trabajadores del aeropuerto, tenía siempre su equipaje a su lado y pasaba el tiempo leyendo, estudiando economía o escribiendo en su diario. De hecho, en 2004 se publicó su autobiografía, The Terminal Man, coescrita por el autor británico Andrew Donkin. Al abandonar su asiento, este fue retirado.

La historia de Nasseri inspiró varias historias de ficción y documentales, entre ellos la película francesa de 1993 Tombés du ciel, protagonizada por Jean Rochefort y el documental de Alexis Kouros Esperando a Godot en De Gaulle en el año 2000. Sin embargo, la ficción que se hizo más conocida fue la película de 2004 de Steven Spielberg La Terminal. Aunque no se menciona en ninguna parte que Nasseri fuera la inspiración del protagonista, se sabe que Spielberg había comprado los derechos de la historia de su vida.

Comentarios

comentarios