«Dyr bul shchyl» (Fuente).

La arbitrariedad del signo lingüístico es de primero de Saussure. A lo largo del siglo XX se han hecho innumerables experimentos lingüísticos para demostrar o refutar esta tesis, incluyendo la creación de diversos lenguajes. Un de los más singulares es Zaum.

Esta lengua, compuesto en su totalidad por neologismos que no significan nada ni se parecen a ningún otro idioma, es obra de los poetas futuristas rusos Velimir Khlebnikov y Aleksei Kruchenykh. La palabra Zaum está formada por el prefijo ruso за «más allá, detrás» y el sustantivo ум «mente» y ha sido traducido como «transrazón». Kruchenykh declaró que al crear Zaum decidieron olvidar las reglas gramaticales y sintácticas, de forma que al introducir desorden en el lenguaje se transmitía mejor el desorden de la vida. Por su parte, Khelinbov creía que el propósito de Zaum era encontrar el significado esencial de las raíces de las palabras en los sonidos consonánticos y ese conocimiento podría ayudar a crear un nuevo lenguaje universal basado exclusivamente en la razón.

Ejemplos de Zaum son lo que Khlebnikov llamó «lenguaje de los pájaros», «lenguaje de los dioses» o «lenguaje de las estrelllas», el libreto de Kruchenykh para la ópera futurista Victory over the Sun con música de Mikhail Matyushin y diseño escénico de Kazimir Malevich o el poema de de Kruchenykh titulado «Dyr bul shchyl». Escrito en diciembre de 1912, publicaod en enero de 1913 e inicialmente titulado «El momento de ocurrencia del fenómeno del lenguaje Zaum (es decir, el lenguaje que no tiene utilidad), en el que están escritas todas las obras independientes, y no solo partes de las mismas. (como el coro, la decoración sonora, etc.)», «Dyr bul shchyl» dice así:

Dyr bul shchyl

ubeshshchur

skum

vy so bu

r l ez

Aquí puedes escuchar al propio Kruchenykh leyéndolo. No está en ruso, pero el poeta consideraba que el texto era más ruso que toda la poesía de Pushkin. No está en ruso, pero el experto en ruso Lucas Stratton afirma que el texto se ha asociado con sonidos de una tormenta inminente.

Zaum alcanzó su punto álgido entre 1916 y 1920, durante la Primera Guerra Mundial, e influyó en movimientos de vanguardia posteriores, como el surrealismo, así como en el nouveau réalisme o el pop art. En la segunda mitad del siglo XX ha habido un intento por revivir Zaum. El poeta Serge Segay lo ha usado desde 1962 y también lo hizo Rea Nikonova desde 1964. En 1990, el poeta contemporáneo de vanguardia Sergei Biriukov fundó una asociación de poetas llamada «Academia de Zaum». Incluso hay quien ha hecho interpretaciones modernas del poema «Dyr bul shchyl», como puedes ver aquí.

Comentarios

comentarios