Sus orígenes se encuentran en los suburbios o hoods más conflictivos de Estados Unidos. Aunque se tiende a pensar que este género musical y esta corriente estética es de reciente creación, lo cierto es que su aparición se remonta varias décadas atrás.

El contexto en que se desarrolló fue la low life, es decir, el estilo de vida marginal y, generalmente, al margen de la ley. De hecho, Trap se traduce como trampa en español y es una forma de designar a las casas destinadas al tráfico de drogas (trap houses). La mayoría de músicos que pertenecen al género hacen referencia a un pasado turbio en sus letras o a momentos de su vida en que debieron recurrir a comportamientos ilegales para poder sobrevivir en entornos peligrosos.

Outkast y los Source awards: 1995

La costa estadounidense (West Coast & East Coast) había desarrollado un especial arraigo por las fórmulas y rasgos musicales y culturales propios del rap. Hacia la década de los años 80 destacaron de forma especial músicos del género como Biggie, Snoop Doog o 2pac. Poco a poco, este tipo de músicos se convirtieron en referencias de lo que llegó a ser una corriente dominante entre las generaciones más jóvenes. Su impacto se tradujo la integración de fórmulas y conceptos musicales como el G-funk o el Gangsta rap que más adelante acabarían traduciéndose en bases sólidas para movimientos culturales emergentes.

No obstante, si de lo que se trata es de ubicar el origen del trap, debemos desplazarnos hacia la zona sur de Estados Unidos.

Muchos consideran que el reconocimiento del trap como estilo musical independiente se sitúa en la gala de los Source Awards, en 1995. Este evento fue impulsado por The Source Magazine, el primer medio especializado en Hip Hop. Aquella noche se respiraba una gran tensión por Death Row Records, en representación de la Costa Oeste y Bad Boys, representando a la Costa Este. Ambos estaban arrasando entonces pero ocurrió algo inesperado cuando se anunció que el ganador era Outkast.

Se trataba de un grupo sureño que, hasta entonces, no había tenido importantes reconocimientos. Cuando sus integrantes, Big Boi y André 3000 se subieron a recibir el precio lanzaron unas declaraciones que parecieron inaugurar una nueva etapa en la música: “¡El sur tiene algo que decir!”. Desde entonces, Outkast comenzó a crecer y con él, la escuela sureña del rap, el Dirty South.

El Dirty South

El origen del nombre proviene de la forma en que los raperos estadounidenses percibían a los raperos del sur, a menudo les llamaban “granjeros”.

Después de los Source Awards, el rapero Master P encontró una oportunidad única de desarrollar un ambicioso proyecto: No Limit. Este selló destacó por dar protagonismo a temáticas que se alejaban del sentido más protestante del rap tradicional y por la presencia de fórmulas musicales más pesadas. Este fue, de alguna manera, el proyecto que sembró las bases del trap.

Esta nueva forma de entender la música también se tradujo en nuevas formas de expresión a nivel estético. Aparecieron conceptos como el bling bling (la joyería propia del Dirty South) o los grills (las piezas de joyería que se diseñaron para ser ostentadas a través de los dientes).

Entonces, el trap comenzó a adquirir reconocimiento aunque, en este punto, únicamente dentro del contexto de la música negra. La siguiente explosión que se vivió vino de la mano de Lex Luger, quien decidió introducir musicales más explosivos y con una estructura más repetitiva. Su propuesta logró despertar la atención de músicos reconocidos como Lili Wayne, Rick Ross o incluso Kanye West o Jay Z.

A partir de entonces su expansión se hizo imparable y ya hacia el 2003, la palabra trap apareció por primera vez en el álbum Trap Musik del artista T.I. En sus letras y su estilo se recogieron algunos de los elementos más distintivos del trap: La fuerte referencia al sexo las drogas, las armas, la vida nocturna…

Su desarrollo fue continuado hasta que, en la actualidad, el trap se ha convertido en uno de los estilos musicales más escuchados entre los jóvenes, especialmente en América Latina.

Comentarios

comentarios