Escalada sin anestesia (1971).

Conocida por muchos como Gina Pain, convirtiendo la palabra italiana para el pan en la palabra inglesa para el sufrimiento, Gina Pane, considerada la reina del arte corporal europeo, tuvo una especie de renacimiento en el mundo del arte a principios del siglo XXI, en la era de los cuerpos virtuales. Sus acciones artísticas, desde finales de la década de 1970, presentaban constantes y demoledoras demostraciones de dolor. Llamada también en algunos momentos «la loca de la navaja», se cortó las palmas de las manos, la espalda, el vientre, las mejillas, la boca y la lengua.

Su dolor, a día de hoy, todavía sigue perturbando a las nuevas generaciones, que buscan el significado de sus puestas en escena. A través de esa violencia y de ese dolor, Pane pretendía incitar una experiencia real en el espectador, que se sentiría movido a empatizar con su incomodidad. Su homosexualidad también permite interpretar su obra como una especie de sacrificio en el altar de una civilización homofóbica, que hacía que los estereotipados espectadores empatizaran con ella.

Food/TV News/Fire (1971).

Entre 1962 y 1967, Pane se dedicó a la abstracción geométrica, creando una serie de esculturas de mental a partir de láminas de metal dobladas en formas simples, con unas estructura y un uso de colores primarios que recuerdan al arte minimalista. Sin embargo, a partir de ese momento, desarrolló un enorme interés por el cuerpo humano y se volcó hacia el arte de instalaciones, a través de la relación entre el cuerpo humano y la naturaleza. En 1968 comenzó a realizar acciones minuciosamente preparadas, en el que cada gesto estaba imbuido de una dimensión ritual, y que fueron ampliamente documentadas.

En 1971 crea Escalada sin anestesia, en la que, descalza, subía y bajaba por una estructura en forma de escalera cuyos peldaños estaban llenos de fragmentos metálicos afilados. Esto, evidentemente, la hacía sangrar en abundancia. Ese mismo año, en Food/TV News/Fire, mientras miraba imágenes de noticias de la Guerra de Vietnam, con una luz brillante enfocando sus ojos, comía carne cruda y luego la vomitaba.

Acción sentimental (1973).

En Acción sentimental, de 1973, entraba en la galería donde lo realizó vestida de blanco, con un ramo de rosas, tras lo cual les quitaba las espinas y se atravesaba el brazo con las espinas. A continuación, comenzaba a cortarse con una hoja de afeitar, lo que hacía que la sangre goteara sobre las rosas. Pane trataba de que las heridas en el brazo se parecieran a los pétales y al tallo de una rosa. Ella describió este trabajo como una proyección del espacio interior, centrado en la relación madre-hijo. Aunque si hay una obra sobre todo por la que sea recordada es Acondicionamiento de ese mismo año. En esta acción se tumbaba sobre el armazón de una cama de metal, que tenía varias filas de velas encendidas y que iban quemando todo su cuerpo. Más tarde confesaría que el dolor que sintió en aquel momento sería inmediato y muy difícil de dominar. El público podía ver ese dolor a través de la tensión y del retorcimiento de sus manos. Esta obra fue recreada por Marina Abramovic como parte de sus Seven Easy Pieces en el Museo Solomon R. Guggenheim de Nueva York en 2005.

A partir de 1981 la artista dejó sus actuaciones y durante la siguiente década se dedica a crear con objetos de sus actuaciones poéticas esculturas y fotografías tituladas de forma colectiva Particiones. Pane murió en 1990 tras una larga enfermedad.

Acondicionamiento (1973).

Comentarios

comentarios