Julieta Carrizo es una escritora mendocina que se apasionó por la literatura desde temprana edad. Comenzó a escribir cuentos cortos a los seis años y desde allí nunca se detuvo. Desde los quince años ha publicado historias en Internet, tanto fan-fictions como historias inéditas. Participó en diversos concursos y fue seleccionada ganadora por los lectores en varias ocasiones.

En noviembre de 2012 fue premiada con el primer puesto en narrativa en el Certamen Literario de la Sociedad Argentina de Escritores de Mendoza «Estanislao del Campo» por el relato «Ech Xapmana». Trabajó como guionista de comic para un manga con LinePro Colavorative Network, en la línea NeoMusic, como parte de la adaptación de una canción de la cantante española Mónica Naranjo.

Mientras su pasión por la escritura crecía, estudió abogacía y se recibió en el año 2015. Ejerció la profesión hasta el 2017, cuando decidió dejarla para dedicarse de lleno a la escritura y a la difusión de la literatura. En diciembre del 2016 la Fundación César Egido y el Museo de la Palabra de Madrid la nombraron «Embajadora de la palabra», y en febrero del 2018 la misma institución, en sesión plenaria, decidió nombrarla «Embajadora del idioma español de Argentina en el mundo».

En la actualidad se desempeña como miembro activo de la Movida Juvenil de Mendoza, coordinadora juvenil en la Feria del Libro de Mendoza, reseñadora, Bookstagramer, lectora externa y correctora de la Editorial Auropublicarte/ Vanadis. Hace recomendaciones de cine, series y libros por radio en el programa «Martes de misterio». Representada en España por Susana Alfonso Codina Agencia Literaria.

Participó en las antologías de terror «Cromosoma XYY» y «Family Nigthmares». En 2019 publicó «Morpheus, el legado» y en 2020 «Morpheus, la profecía de la Machi» con Editorial Vanadis.

¿Cuándo fue la primera vez que te intereso la literatura?

No tengo un recuerdo específico porque me encanta la literatura desde que tengo memoria. Leo desde muy chica y mis padres siempre inculcaron eso, al principio con cuentos y libros infantiles y luego con los que se correspondían según mi edad. La literatura es parte de mi vida desde siempre. Los recuerdos de mi infancia están llenos de libros y de historias.

¿Cual fue el primer libro que te voló la cabeza?

Creo que si tuviera que elegir uno diría el primero de «El león, la bruja y el ropero» de C. S Lewis. Teníamos una maestra en tercer grado que los viernes nos leía una parte de ese libro y me enamoré completamente. Luego me compré toda la colección de «Las crónicas de Narnia» y fue el comienzo de mi fascinación por la literatura fantástica. Con el paso de los años llegaría «Harry Potter» y «El señor de los anillos» y mi amor por la literatura fantástica se terminaría de afianzar.

¿Qué fue lo primero que escribiste?

Siempre me encantó lo fantástico, así que lo primero que escribí fue un cuento para mi mamá que trataba sobre una raza extraterrestre que no conocía a su madre al nacer porque su costumbre era abandonar los huevos para que salieron solos y los criaban toda la comunidad. El protagonista quería conocer a su madre e iniciaba un viaje con otras razas en busca de quién lo había dado a luz. Se llama “En busca de una estrella” y tendría unos 10 años cuando lo escribí. Fue mi primer cuento terminado, antes había escrito partes de relatos o ideas.

¿Sobre qué temas te gusta escribir?

Fantasía y terror. Sin embargo no solo me quedo allí, escribo sobre lo que sea que me interese o gatille la idea en mi cabeza. Por ejemplo, mi novela «Morpheus. El legado» tiene un toque de suspenso, thriller, fantasía, crimen, romance… No podría encasillarse en un género definido ya que se mezclan los sueños premonitorios con la mitología mapuche y griega, con trazos de policial y gótico y una historia de amor de fondo. Luego viene «Morpheus. La profecía de la machi» que mezcla historia con mitología celta y mapuche. Por otro lado, la novela de terror que va a salir este año, está basada en los juegos de Survival horror «Silent Hill», y tiene raíces en el mundo de Lovecraft. También estoy por terminar un libro steampunk de una época victoriana retrofuturista y un retelling de «La bella durmiente». Se podría decir que escribo como leo, muy variado pero siempre con un toque de fantasía y misterio.

¿Cuál es tu genero favorito? Porque?

Fantasía y terror. Y en cuanto al terror, es el terror fantástico o psicológico. Prefiero una buena historia de brujas o fantasmas antes que algo más gore. De fantasía me gusta todo lo que se derive de ella: fantasía épica, futurista, distopía, etc. Creo que la fantasía y el terror son dos géneros que van de la mano, porque en ambos, en general, juegan elementos sobrenaturales o fantasiosos.

En uno para crear mundos diferentes, o realidades increíbles que nos hacen viajar a través de historias y lugares fascinantes. En el otro para sacar de adentro nuestros miedos más antiguos, arraigados en el alma humana. Por ejemplo fantasmas no son más que el miedo a la muerte, la intriga a saber qué pasa con aquellos que se van y qué pasa en el «más allá»; las brujas representan el deseo humano de tener poder sobre todo. Sea como sea, en el terror o la fantasía, me encanta adentrarme en esas historias que se salen de lo cotidiano y lo mundano. Leer es viajar, y en el caso de estos géneros, el viaje no tiene límites.

¿Quién es tu autor favorito? Porque?

Tengo varios (muchos) pero voy a nombrar dos de cada género. En fantasía sin duda J. R. R. Tolkien, porque creó un mundo tan complejo, tan real y a la vez fantástico, tan completo e increíble, que aún hoy, muchos años después, sigue siendo objeto de estudio. Nunca me voy a cansar de saber más sobre la Tierra Media. Luego agregaría a J. K . Rowling y C. S Lewis. En terror el gran maestro de Stephen King. Porque amo su humor negro, su forma de generar terror a través de historias que se basan más en la naturaleza humana que en el monstruo en sí. Los monólogos de sus personajes son sublimes y te puede hacer reír como pensar. Su crítica social en sus historias son siempre fuertes y contundentes, y me parece genial la habilidad que tiene para mezclar eso con algo tan inverosímil como un auto asesino, o un payaso de otro planeta.

También tengo que nombrar a Edgar Allan Poe, Lovecraft, Sir Arthur Conan Doyle y Agatha Christie. Otro autor de terror moderno que me encanta es Adam Neville, tiene una onda a King pero con toques más sobrenaturales y tintes clásicos.

¿Que es lo que te gusta del terror, la ciencia ficción y la literatura fantástica?

Del terror la capacidad de plasmar los miedos y, a la vez, convertirse en una crítica social. En general las historias de terror siempre dejan un mensaje de fondo: no molestes al niño con lentes en la escuela, no maltrates a los animales, ten cuidado con lo que deseas, deja en paz a los muertos, respeta las creencias ajenas, etc. Cuando el personaje transgrede algo, se genera una cadena de acciones y sucesos que lo llevan a enfrentarse con su mayor terror, que en el fondo, representa el miedo de todos nosotros. En la ciencia ficción me encanta ver hasta dónde es capaz de llegar la creatividad humana para imaginar mundos futuros, nuevas tecnologías o razas alienígenas. Creo que todos tenemos esa intriga por saber qué será de la humanidad dentro de cien años y a dónde llegaremos. ¿Seguiremos en este planeta? ¿Estaremos solos, o ya tendremos conocimientos sobre otras razas? ¿Faltará el alimento y el agua, o por el contrario, encontraremos el secreto de la eterna juventud? Esas y miles de preguntas más encuentran su fundamento en la ciencia ficción, y es fascinante.

En cuanto a la fantasía creo que las posibilidades son infinitas y eso es lo que me encanta. No hay límites para lo que puedas llegar a imaginar y hasta donde puedas viajar. Conocer mundos llenos de magia, o con otras razas, con tecnología diferente, que se encuentran en el futuro o en el pasado, que viven y beben de las ancestrales historias de las mitologías de todo el mundo. Después de todo las leyendas y la mitología son los primeros relatos de fantasías que creó el ser humano, y que se arraigó a nosotros durante siglos, para cambiar y acomodarse a cada época.

¿Como es tu proceso de escritura?

En general empiezo con un boceto rápido de la historia. La delineo, imagino los personajes principales, creo fichas sobre ellos, los hago reales y tangibles, con una historia de fondo. Para ello a veces tengo que investigar mucho sobre varios temas, pero me gusta que lo que escriba tenga una base real. Luego hago un esqueleto de toda la historia, donde agrego los capítulos y qué se va a contar en cada uno, y recién ahí estoy lista para empezar a escribir. Me gusta escribir de noche, con música que tenga que ver con el tema y me ponga en ambiente. Todo eso se aplica a novelas, los relatos son más rápidos, más descarnados. Me siento con un sentimiento o una idea y dejo que salga, que brote solo. Luego siempre lo releo y le hago los arreglos necesarios, pero en general en una o dos sentadas tengo el relato terminado.

¿Cual es para vos el futuro de la escritura y la literatura?

Siempre digo que la forma más básica de comunicarse del ser humano es a través de historias. Antes orales, ahora escritas, pero siempre han estado ahí y siempre van a seguir hasta que la humanidad se acabe. Es parte nuestra, la necesitamos. Seguro se irá adaptando a las nuevas tecnologías, como lo ha sido con los ebooks o los audiolibros, pero yo soy de la creencia de que los libros de papel nunca se van a reemplazar. Tengo mucha fe en el futuro de la escritura y la literatura, no podría ser de otra forma, sino no estaría tan convencida en lo que hago.

Una anécdota personal relacionada con la escritura y la literatura. Fotos de buena calidad.

Hace unos años trabajaba con una editorial española con la que participé en varias antologías. El tema es que un día sale la noticia de que iban a sacar una nueva antología con un relato inédito de Adam Neville. En esa época yo hacía poco que había descubierto a ese autor y estaba fascinada, así que cuando me enteré no podía más de la emoción. Como ahora éramos colegas de editorial decidí agregarlo a Facebook y mandarle un mensaje diciéndole cuánto lo admiraba como autor. Nunca pensé que me iba a aceptar y menos responder, pero lo hizo, y no solo eso, se interesó muchísimo por saber cuáles de sus libros se podían leer en español, cuáles había leído y me gustaban más, qué escribía yo. Con el paso de los años hasta llegó a saludarme para mi cumpleaños y es uno de mis autores favoritos, OSEA!!! … Nada, se imaginan mi emoción al haber podido tener esa comunicación con él.

Comentarios

comentarios