En mitad de la gala de los Oscar celebrada en marzo de 2022, Will Smith se levantó, caminó unos metros y abofeteó a Chris Rock delante de todo el mundo. Decenas de cámaras tienen grabado el suceso, que ocurrió exactamente así ante la atónita mirada del público y ya está en Wikipedia.

Horas después las redes sociales y la prensa han explotado en un debate sobre los límites del humor, el derecho a represalias, el honor, el machismo, la escalada de violencia o la moral. La Academia incluso ha afirmado que iniciará una investigación sobre el tema. Como evento cultural, los Oscar han servido a menudo de espacio de debate. Esto no será distinto.

bofetada will smith

Escribo este artículo no para aportar mi punto de vista sobre el tema, sino para ayudar a entender las infinitas visiones y perspectivas. Dudo muchísimo que alguna sea más relevante que otra, porque el mero hecho de que hayan sido manifestadas ya les da voz. He aquí unas pocas, cuidadosamente seleccionadas al azar y ordenadas lanzando un dado.

Por el honor de mi señora. A mucha gente le ha llamado la atención que haya sido Will Smith quien se haya levantado a darle una tunda a Chris Rock, y que no haya sido Jada Pinkett Smith. Hay quien ha visto en esto una manifestación machista porque Smith es un hombre, pero al tiempo ha habido mujeres que se han puesto a favor del bofetón. Quienes han visto machismo en la defensa del honor han escrito columnas sobre el tema. Esta es una. Me pregunto cómo se hubiese desenvuelto el debate si ambos actores no compartiesen color de piel.

No se pega. Muchas personas se han opuesto a cualquier tipo de solución violenta para resolver el chiste, aludiendo a que hay otras soluciones como el diálogo. Hay incluso quien ha propuesto hacer chistes sobre Chris Rock, aunque estas han sido muy escasas. Casi todo el mundo ha coincidido en que la violencia no es la solución y debe evitarse si es posible. Cómo de posible depende de cómo de ofensivo haya entendido cada persona el chiste. En líneas generales, la gente ha rechazado la violencia.

Una dosis de violencia como solución. También hay personas que justifican el golpe de Smith. Lo consideran una forma sencilla y eficaz de evitar futuras agresiones verbales. No como una forma de represalia ante el chiste, sino como una forma de prevenir otros. No es una forma original de pensamiento y quedaría catalogado como un ataque preventivo. Algunas personas lo han relacionado con el patio del colegio y la violencia contra abusones para frenarles. Claro, que ahí lo que haces es llamar a los adultos.

¿Insultas? Te pego. Bastante gente se ha escandalizado del nivel de violencia desarrollado por Will Smith ante el chiste hacia su señora, incluso para quienes consideran el chiste inapropiado y de mal gusto, y se preguntan si la escalada de violencia está justificada o no, entendiendo que la física es peor que la verbal. Otras personas han visto el golpe proporcionado porque entienden que ambas agresiones están a la par. En este punto cabe preguntarse, ¿qué respuesta resulta proporcionada ante la primera agresión, y cuál es su límite superior?

“¡Le pega porque le ha hecho gracia!” Una lectura interesante del suceso es la que ilustra Arturo González-Campos en su breve hilo de Twitter. Arturo llama la atención sobre el hecho de que Will se ríe antes de constatar que su esposa no lo hace, y es en ese momento en el que se levanta para abofetear a Chris Rock, no antes. ¿Le pega porque se ríe? Es posible. La risa es un mecanismo a menudo involuntario, pero una vez ha ocurrido y se es consciente, uno puede sentirse bastante mal consigo mismo.

Juegos de camas. Las redes se han llenado de todo tipo de teorías que suman puntos para entender qué ha pasado en realidad. Advertencia: nos movemos ahora en aguas turbulentas y no contrastadas, como la que pone el foco en el posible https://www.abc.es/gente/abci-romance-entre-mujer-will-smith-y-chris-rock-desencadenado-pelea-202203281036_noticia.html. Hay muchas, muchas teorías similares. Otras son mucho más enrevesadas. Quizá alguna sea cierta.

Una hostia muy bien dada. Lejos del calor de la moralidad y los conflictos dialécticos, hay quien ha centrado su análisis en la calidad del golpe. Literalmente, han puntuado la técnica de la bofetada y la ejecución. También el encaje de Chris Rock a la hora de absorber el golpe. Y no, no estoy hablando del arte de desviar la atención, sino a la absorción de la energía cinética de la hostia, que tampoco ha tenido que ser pequeña.

Represalias contra Smith. No han sido pocos quienes han demandado represalias hacia el actor por su violencia, lo que entraría dentro del territorio de la cultura de la cancelación. Esto, a su vez, ha servido para que se abra un debate sobre lo que sí y lo que no es cancelable, y sobre si hay límites al humor. A estas alturas es evidente que no vamos a poneros de acuerdo ni a llegar a ningún consenso, pero no por ello el debate deja de ser interesante.

Chistes para todos. La gente no se ha quedado quieta con la bofetada. La han visto, han leído a otras personas y han pensado que lo mejor es hacer chistes sobre el tema. Los memes, chistes y bromas sobre el golpe han estado todo el día siendo enviados (a menudo en petit comité, dada la sensibilidad). Al menos alguien se ha divertido y se lo está pasando bien.

Con este artículo no espero haberte hecho cambiar de opinión. Seguro que tienes la tuya al respecto como yo tengo la mía. Pero espero haber enriquecido un poco la perspectiva que tienes del suceso.

Comentarios

comentarios